Los suspiros

Por: Elia Domenzain

Los suspiros a solas son terribles.

Quiebran el silencio con una respiración profunda y corta,

y una expulsión del aire contenido brevemente.

Después,

otra vez

el silencio se baña de tristeza.

Muchas gotas tratan de llenar el vacío.

También contribuyen el dolor y la angustia.

El deseo se agranda:

la frustración hace el papel de árbitro en el partido de la desesperación.

¿Para qué existen el control, la formalidad, los meses?

Y el más fuerte integrante del equipo,

el peor,

es el miedo:

intentos fracasados,

tiempo perdido jamás recuperado,

soles eclipsados por la indecisión…

tanto amor desperdiciado.

Por consuelo quedan

una caricia del recuerdo

y un suspiro nuevo sin resignarse.

San Ángel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s