Vocablo sinhueso

Por: Aleida Belem Salazar 

Comenzar por sentir que la lengua se parte,

se fragmenta en milésimos pedazos de carne,

y éstos, son los que dan vida a la palabra.

Una lengua expansiva

Una palabra disuasiva

El lenguaje no siempre es lengua;

impulso fluyendo en una corriente dispersa

proveniente de un fondo sin fondo

de pulsaciones imperceptibles

que casi se tocan.

Y a la lengua hay que castrarla

alguna veces.

La imagino como un ser aparte que se regenera

teniendo vida propia:

un pensamiento

una oscilación

la respiración entrecortada

un corazón

la sombra de luz al final del túnel

formado por palabras

 

Y sólo así, con la mudez

del pájaro cuando vuela

alternando las nubes,

al vocablo sinhueso

le llega su hora:

morir para resucitar en otra boca.

(Éste poema se publicó en el libro “Antología Compartida).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s