MI tierra: Oyotún

oyotun4Oyotún es un lugar que ha visto transitar mi infancia, mi adolescencia, ha sido cómplice  de mis travesuras, ha dibujado mis pasos en sus calles y ha sido el nido de amor de algunas etapas de mi vida; siempre ha sido para mí un generador de sueños, un impulsor de ilusiones y un lugar donde cada rincón es una musa que dicta sus emociones.

Soy parte de él como las piedras, como los cactus; soy una parte de su historia, de sus mitos y leyendas; estoy dentro del escenario de “La bruja minyula”, oyotun3“El cerro campana” y “la llorona”.

Mis ojos han grabado historias y personajes que le han dado color al pueblo que he habitado en mi tiempo: El Lichi Gómes, la Cushcurita, el Miñongo, el Peché, don Orlando Mayta, la Señorita Juanita, el Profe Matallana entre otros. (Cada habitante de oyotún recuerda a alguien con gusto, con nostalgia, con emociones diversas; cada uno tiene una historia que contar)

Oyotún es una extensión geográfica llena de recuerdos, es un lienzo donde se han pintado los mejores paisajes. En esta tierra han decidido descansar, eternamente, el Águila milenaria y el Búho ancestral, que han visto pasar el tiempo en el olvido.

He pasado 12 años fuera de Oyotún, en un lugar de México llamado Torreón, ahí en esa Comarca donde Gómez y Lerdo grabaron mis pasos, doce años en una tierra donde los amigos que me han extendido su mano, tienen al menos una historia de mi pueblo.

Y he vuelto, emocionado, ansioso de verlo como antes y sí, Oyotún
es imperioso en su porte: los cerros enormes con los cactus gallardos sobre sus faldas, su Zaña perenne que acaricia las chacras con sus brazos de acequias.oyotun1

Oyotún no ha cambiado mucho y parece apagarse, de pronto, en lo sombrío de sus noches actuales. Oyotún ha sufrido cierto abandono: el color de su vida se opaca en discursos vacíos; pero nada es el fin cuando no se han sabido principiar.

Oyotún ha pintado mis  primeras alegrías, ha marcado mis primeros pasos y me ha guiado por los primeros caminos desconocidos de la vida.

 

Oyotún me ha hecho sentir que he tocado el cielo en la cima de sus oyotun2cerros, que he tocado el fondo de la tierra en los posos de su río; ha hecho que sueñe con los ojos abiertos junto a mi hermano Álvaro, una noche de infancia después de haber cortado leña. Oyotún es el título de mi primera vida.

Por todo ello, quiero devolverle la sonrisa a Oyotún, porque gracias al tiempo que he recorrido sus caminos, he sabido dirigirme por los senderos
que se han cruzado en mi andar.

Oyotún soy yo, como tú: Oyotún es el Perú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s